MECO Y AZUQUECA DERRIBAN BARRERAS FRONTERIZAS Y POLÍTICAS Y ACUERDAN EL IMPULSO DEL QUE SERÁ EL SEGUNDO PARQUE TECNOLÓGICO MÁS GRANDE DE ESPAÑA

Los alcaldes de ambos municipios han suscrito su compromiso de trabajar al unísono para que en 2022 los 3,6 millones de metros cuadrados del nuevo polígono puedan empezar a dibujarse sobre el terreno

ALMA Henares empieza a confeccionarse desde el convencimiento profundo de que la lealtad institucional, el trabajo y la ilusión pueden sentar bases sólidas para la generación de riqueza y  puestos de trabajo. El Área Logística de Meco y Azuqueca -a eso responden sus iniciales- ha empezado su andadura con la firma de un protocolo de colaboración que han suscrito los alcaldes Pedro Luis Sanz y José Luis Blanco. En él se comprometen a dar luz verde a los trámites administrativos que contempla la normativa urbanística de cada localidad con el horizonte puesto en el 2022, año en el que confían tener todo aprobado para poder empezar con la urbanización del terreno y la puesta a disposición de las empresas de las parcelas resultantes. A partir de ahí, la generación de riqueza y la creación de puestos de trabajo en el Corredor del Henares será una realidad.

Sobre una superficie de 356 hectáreas -259 de ellas en el término de Meco y el resto en Azuqueca-, se pondrá en marcha una plataforma para el desarrollo de actividades económicas en pleno Corredor del Henares, con una inversión total, aportada por inversores y promotores privados, que superará los 1.000 millones de euros.

El alcalde de Meco, Pedro Luis Sanz, se ha mostrado convencido de que  “este proyecto tendrá un impacto importantísimo para Meco, Azuqueca y todo el Corredor",  y ha destacado la disposición y la colaboración de los dos ayuntamientos -gobernados por distintos partidos, pertenecientes a distintas provincias y a dos comunidades autónomas- para hacerlo realidad. "Es otra forma de hacer política; los crecimientos no se pueden hacer de espaldas a otros municipios, sobre todo limítrofes", ha dicho el regidor de Meco.

Por su parte, el alcalde azudense, José Luis Blanco, ha asegurado que “ALMA significa empleo, desarrollo, inversión. Y lo más importante: significa futuro", ha dicho el edil, que ha agradecido la disposición del alcalde de Meco y de las dos corporaciones municipales que unen fuerzas para hacer realidad un proyecto en el que ambas llevan trabajando un año y medio.

Sanz y Blanco coinciden en que ALMA Henares "va a cambiar el concepto de superficie logística" y han asegurado que será sostenible medioambientalmente y apostará por el empleo de calidad. "Hoy se firma el futuro de la zona para los próximos 50, 60 o cien años", han dicho los regidores.

Dos comunidades, un proyecto

El encargado de concretar detalles técnicos ha sido el arquitecto y urbanista Carlos San Gregorio, que ha detallado que ALMA Henares tendrá una configuración en grandes manzanas para dar respuesta a las expectativas y a las necesidades de las empresas, al tiempo que resolverá "problemas históricos del entorno" como la evacuación de aguas pluviales y residuales y mejorará las comunicaciones de toda la zona, con nuevas conexiones y mejoras en los accesos. San Gregorio ha adelantado que se prevén accesos peatonales y para bicicletas. Los impulsores del proyecto trabajan con la previsión de que las primeras empresas puedan instalarse en ALMA Henares en 2022.

meco y azuqueca derriban barreras fronterizas y politicas 2